El Amor vive dando y perdonando, en tanto que el ego vive recibiendo y olvidando - Sai Baba

 

or perdonar debemos entender la acción de dar, enviar o soltar algo. Cuando Jesús dice "Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo" (Mt 16, 19), está haciendo una alusión directa al perdón, porque cuando no perdonamos quedamos atados por el odio, el rencor, la ira y otras emociones negativas; y son estas ataduras las que nos llevan a tener que volver una y otra vez a aprender la lección.

Cuando perdonamos estamos manifestando un rasgo divino existente en nosotros. Porque esta noble y grandiosa actitud brota del ser interno o chispa divina inmanente a cada ser. El perdonar pone de manifiesto la magnanimidad del corazón, que manifiesta a Dios. La base del perdón es una actitud de ecuanimidad, de armonía interna, que produce paz y bienaventuranza.

Nuestra costumbre tan extendida de pedir perdón a Dios debe ser siempre acompañada por el otorgamiento de perdón a aquellos por los cuales nos hemos sentido ofendidos.

Swami dice:

• "El amor da y perdona. El amor nunca puede abrigar la idea de venganza, porque ve a todos los demás como él mismo. Cuando los dientes causan daño a la lengua, ¿buscan venganza en contra de ellos? No, porque ambos les pertenecen a ustedes y son partes integrales de su ser. De igual manera, cuando alguna otra persona los insulte o les cause dolor, permitan que la sabiduría tenga dominio sobre ustedes. Descubran la verdad y no se apresuren a sacar conclusiones; tengan siempre al amor como su guía."

• "Sólo la persona que tiene la actitud de perdonar puede considerarse dotada con amor sagrado. Este no se puede aprender de los libros ni puede adquirirse de alguien. Uno mismo debe cultivarlo en los momentos de dificultad, pruebas y tribulaciones que se ve sujeto a encontrar. Sólo cuando enfrentamos problemas que causan dolor y tristeza, esta cualidad de tolerancia y perdón tiene lugar para enraizarse. Cuando ustedes enfrentan dificultades no deben entristecerse ni caer víctimas de la depresión. En tal situación deben ejercitar la tolerancia y tomar una actitud de perdón, sin agitarse, ni darle surgimiento a la ira, el odio y la venganza. Ustedes son encarnaciones de la fortaleza. Por lo tanto, en momentos de desesperación llénense del sentimiento de tolerancia y estén dispuestos a perdonar y olvidar. Esta cualidad del perdón es el poder más grande para un ser humano. Si uno pierde esta cualidad se vuelve demoníaco."

• "Si se arrepienten de los males que han hecho, eso en sí mismo complacerá a Dios, y El los perdonará. Si se esfuerzan por dar un nuevo giro y por ser mejores, Dios derramará gracia sobre ustedes. Cada vez que anide en su mente la idea de herir a los demás o de tomar las pertenencias de alguien o de propagar falsedades acerca de los demás, vuélvanse hacia Dios para pedir ayuda. Pídanle que les dé fortaleza, porque todas esas ideas nacen del temor y de la cobardía, cualidades que a su vez vienen de la debilidad."

• "Pueden ofrecer todas sus malas cualidades a Dios, no hay nada malo en ello. Sólo Dios las puede recibir y derramar su gracia sobre ustedes para que desarrollen las buenas cualidades. Dios aceptará las malas cualidades siempre y cuando se ofrezcan con sincera devoción y arrepentimiento, y derramará su gracia sobre ustedes, entregando los pecados cometidos por uno al Señor y orando su perdón y su gracia."

 

• "Las actitudes de tolerancia y respeto pueden ser cultivadas sólo a lo largo del camino espiritual. Ese es el camino para alcanzar paz y armonía en este mundo de incesante lucha y de interminable desesperación. Nosotros nos convertimos en lo que sentimos y actuamos."

• "Si alguien les señala sus defectos no discutan ni traten de mostrarles que no tienen razón, ni guarden rencor por ello. Razonen para sus adentros que es un defecto y corrijan su comportamiento."

• "Si alguien los censura, los injuria o los hiere, no le devuelvan lo mismo. Compórtense noblemente y con paciencia."

• "Si no pueden amar al prójimo, no lo odien, ni sientan envidia hacia él. Perdonen las faltas ajenas, pero sean severos con las suyas. Si no pueden ayudar al prójimo, por lo menos eviten herirlo o apenarlo. Por sí solo éste es un gran servicio. Perdonar las faltas ajenas les evitará lamentarse acerca de ellas."

• "Cuando un hombre está consciente de que la misma conciencia divina que lo motiva a él está igualmente motivando a todos los demás, el amor expulsa al ego y se hace cargo de sus actividades, palabras y pensamientos."

• "Hacer el mal es actuar en contra de la voz interior que nos recuerda nuestro deber hacia nosotros mismos y los demás. Por lo tanto, uno debería arrepentirse y rogar para que le sea concedida la inteligencia necesaria para no repetir el error. Más allá de la penitencia y de la oración, depende de la gracia de Dios el reducir o moderar las consecuencias."

• "Pedir perdón se ha convertido en un acto mecánico. Cuando una acción o una palabra nuestra ha herido a alguien, pedimos perdón. A veces, cuando una persona se fastidia o se siente insultada nos exige una disculpa. Todo el proceso de pedir o exigir disculpa desvía el énfasis de la aceptación del error. Existe otro peligro inherente al pedir perdón: apenas somos perdonados adormecemos nuestra conciencia con la creencia de que la falta ha sido corregida y que ya no hay nada más que hacer. Nos sentimos orgullosos ante nuestro supremo acto de sacrificio y nos olvidamos del contaminador interno de quien nació el mal. Una disculpa dada u obtenida no resuelve ningún problema. Intentemos descubrir por qué pedimos perdón; si la acción fue mala cómo vamos a pedir que nos la disculpen. La palabra disculpar quiere decir 'liberar de culpa o delito, exonerar o dejar pasar, pasar por alto, librar de obligaciones'. La palabra perdonar quiere decir 'remitir, permitir que no se castigue, excusar, tolerar'. Así que pedimos perdón para evitar el castigo."

 

• "Uno debería rogar respetuosamente para que le sean concedidas la inteligencia y la discriminación necesarias para no repetir el error cometido. Cada ocasión en la que cometemos un error se convierte en un desafío adicional a practicar la actitud de entrega."

• "Que seamos castigados o no, depende de nuestra actitud mental. Sufrimos más cuando nos hemos rehusado a aceptar nuestro error. Una vez que hemos aceptado un error, cambiará toda nuestra actitud hacia las consecuencias de esa acción."

• "Uno debe autoanalizarse y corregir las propias faltas. Eso es importante. Las críticas que recibamos pueden resultar más importantes que las alabanzas, ya que nos dan una clave para corregir nuestros defectos y faltas. Lo mejor es desarrollar la capacidad de autoanálisis y corregirnos."

• "Dios está lleno de amor, de hecho es la Encarnación del Amor. El amor de ustedes debe fundirse con este amor; es el Único y no hay otro igual. La naturaleza esencial del amor es el sacrificio, bajo ninguna circunstancia da lugar al odio. El amor promueve el sentido de unidad. El amor también eleva a una persona del estado animal al estado humano. El Amor es el aliento vital del hombre y el aliento vital mismo es amor."

• "Una característica de este amor es dar y no recibir. En segundo lugar, el amor no conoce el temor. En tercer lugar, es sólo por el bien del amor y no por razones egoístas. Estos tres ángulos de amor conjuntamente forman la entrega. Cuando uno se regocija con esta actitud de entrega, experimenta la bienaventuranza de la divinidad. Para esto el primer requisito es el perdón."

• "Cuando se vayan a la cama en la noche, imaginen que es como el estado de la muerte. Díganse que durante el día han actuado de acuerdo a los mandamientos del Señor. Pidan perdón si hubo algo malo y ruéguenle que los conduzca por el camino de la rectitud."

• "Amen, amen. Amen mientras dure la vida. Por mí mismo puedo decir que derramo mis bendiciones sobre los que me desacreditan o me difaman, sobre los que me veneran y adoran. Porque aquellos que proclaman falsedades acerca de mí derivan de esta alegría; soy feliz de ser la causa de su júbilo o alegría. Ustedes también deben aceptar esto y ser muy felices cuando alguien obtiene alegría al difamarlos. No respondan difamando a su vez a esa persona, porque entonces la cadena del odio los atará y hundirá a ambos y la vida se volverá una tragedia."

• "Ignorando la unidad de todo el género humano en el alma, el hombre se recrea en luchas y pasiones, clasifica a algunos que lo rodean como amigos, y a otros como enemigos. Crea dualidad en donde básicamente hay sólo unidad. No son sino sus propios gustos y aversiones, sus prejuicios y pasiones que al reflejarse crean todas las reacciones de amor y de odio. Cabría llamar a esto el eco del propio sectarismo y antagonismo; la amistad y la enemistad surgen del corazón de ustedes."

• "El camino del Amor es el único camino hacia Dios. Dios es Amor. Vivan en el Amor y todo estará bien."

PERDON es Verdad.
PERDON es Rectitud.
PERDON es No Violencia.
PERDON es Sacrificio.
PERDON es Placer.
PERDON es Compasión.
PERDON es Amor.

Equipo Editorial
- adaptado del libro
"Jesús y Sai Baba,
Camino, Verdad y Vida"
de Ernesto José Masin -

 

Mensaje Divino: Que nada los aparte de su naturaleza | Editorial: El perdón | Sai Baba nos enseña: Nos convertimos en aquello que creemos ser | Tengo trabajo para ti | El servicio como disciplina espiritual | Postales de viaje: Visitando a Sai Gita | Usen estas joyas | La Misión de Sai | Lilas: Mi amor por ti es eterno | Ideales sagrados | El poder de la Oración | Sobre el Amor - San Pablo